Invertir en Miranda de Ebro

Invertir en Miranda de EbroUna decisión lógica

Una localización privilegiada, la confluencia de redes de comunicación vial y ferroviaria óptimas, la abundancia de suelo industrial disponible a precios ventajosos, la existencia de profesionales cualificados en cada una de las variantes productivas y la diversidad de ayudas económicas y beneficios fiscales facilitan la creación o ampliación empresarial y garantizan que invertir en Miranda de Ebro sea una decisión lógica.

La OPIME (Oficina de Promoción Industrial de Miranda de Ebro) es el instrumento para ayudar al inversor en la búsqueda de la ubicación más adecuada para su empresa.

Comunicación óptima

Goza Miranda de Ebro de la inmediata conexión con algunas de las autopistas, autovías y carreteras más importantes de España (AP-1, AP-68, N-1, N-232...). Red viaria complementada por las líneas férreas Madrid-Irún-París, Lisboa-Irún-París, Bilbao-Barcelona, y Madrid-Bilbao, entre otras.

La proximidad a los puertos de Bilbao, Pasajes y Santander (a 90, 120 y 160 kilómetros, respectivamente) y a los aeropuertos de carga y/o pasajeros de Foronda, Loiu y Villafría (a 30, 90 y 80 kilómetros) vienen a subrayar un potencial logístico importante.

Una localización estratégica

La localidad -sita entre Castilla y León, el País Vasco y La Rioja- dista 33 kilómetros de Vitoria, 60 de Logroño, 80 de Burgos y 90 de Bilbao.

Enclavada en el eje del Ebro, en Miranda confluyen los principales itinerarios de tráfico interno de la Península Ibérica y, por extensión, de su conexión europea, constituyendo además el eje-bisagra entre el arco Mediterráneo y el Atlántico.